Cómo reciclar plástico en casa siendo ECOLÓGICO

El plástico, uno de los grandes enemigos de la ecología y no es para menos, cada residuo de plástico tardará unos 500 años en desaparecer (ahí es nada), por lo que es muy importante aprovechar los recursos de los que disponemos para reducir este impacto al medio ambiente. A reciclar plástico.

En este nuevo post de elbuenreciclaje.com te voy a instruir para que aproveches al máximo el plástico del que dispongas en casa y que éste no acabe en el mar (como a nadie nos gusta ver en televisión).

¡Vamos con ello!

Índice del texto
1. Contenedor amarillo. ¿Qué se puede tirar?
2. Formas de reciclar plástico en casa
3. La ley de las 3RRR
4. ¿Dónde va la basura tiramos?

Contenedor amarillo. ¿Qué se puede tirar?

Bueno, veamos si realmente sabes lo que puedes o no reciclar en el contenedor amarillo, al que va destinado reciclar plástico.

reciclar plástico
  • Botellas de plástico.
  • Vasos de plástico.
  • Bricks: envases de leche, zumo, caldo, etc.
  • Latas de conserva.
  • Bandejas y cajas de corcho blanco.
  • Bolsas de plástico, a excepción de las bolsas de basura.
  • Bolsas de plástico, a excepción de las bolsas de basura.
  • Papel film y de plata.
  • Precinto de las botellas de vino y cava.
  • Tapones de metal, de plástico y chapas.
  • Tubo o envase de la pasta de dientes.
  • Redes en las que vienen guardadas las frutas.
  • Aerosoles.
  • Envase desodorante roll-on.

Es importante que a la hora de depositar los envases en el contenedor amarillo, tengas en cuentas las siguientes recomendaciones para facilitar las posteriores tareas de reciclaje, como recomienda Ecoembes:

  1. Deposita los envases completamente vacíos.
  2. Procura que los envases estén los más limpios posible, el plástico sucio no gusta para el reciclaje.
  3. Favorece al ahorro de espacio tirando los envases algo plegados y compactados.
  4. Evitar superponer envases o colocar unos dentro de otros.

Formas de reciclar plástico en casa

Una vez que sabemos qué es lo que sí podemos echar al cubo amarillo, lo que debemos hacer es adelantarnos el trabajo en casa.

Separa en diferentes cubos la basura, así siempre es menos tedioso que tener que estar separando la basura frente al contenedor (se te quitan las ganas).

Aprovecha por otra parte todos los plásticos a los que les puedas dar una segunda vida. Posiblemente seas como yo, y el tiempo lo tengas bastante limitado; puede que no lo tengas para hacer manualidades, pero siempre puedes darle más de un uso (y más de 100) a algunos plásticos.

Haz un pequeño esfuerzo por tirar lo menos posible, ganamos todos.

La ley de las 3RRR

Algo muy a tener en cuenta cuando pensamos en reciclar plástico o cualquier otra cosa es esta ley de las 3RRR ya que va a ayudar al medio ambiente de 3 formas distintas:

Primera R: Reducir

Cuando hablamos de reducir lo que decimos es que se debe tratar aminorar o simplificar el consumo de los productos directos, o sea, todo aquello que se compra y se consume, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios y en concreto con el plástico, a la vez que también la tiene con nuestro bolsillo. Por ejemplo, en vez de comprar 6 botellas pequeñas de agua, podemos comprar un par de garrafas, teniendo el mismo producto pero menos envases sobre los que preocuparse.

Segunda R: Reutilizar

Dales una nueva vida (si es posible) a todos los plásticos y demás residuos que tengas por casa. Un claro ejemplo y que creo que ha cuajado en la sociedad es la reutilización de las bolsas de plástico. No seré el único que tiene un departamento en el que guardo las bolsas de plástico para volver y volver a utilizarlas. ¡Así que reutiliza!

Tercera R: Reciclar

No debemos olvidar que reciclar es el último paso ya que antes debemos haber tenido las otras dos R en cuenta para reducir el impacto al máximo. Recicla por los motivos que te explico abajo.

¿Dónde va la basura tiramos?

bolsa de basura

Latas

Están compuestas de aluminio y pueden ser recicladas un número de veces ilimitado, ahorrando en recursos y energía. Estas latas se convierten en bobinas de

aluminio con las que se fabricarán nuevas latas de refresco o de conservas. Por ejemplo, 80 latas de bebidas pueden transformarse en una llanta de bicicleta.

Envases ligeros

Se dividen a su vez en tres fracciones: metales (acero y aluminio), plásticos (PET, PEAD, film y plástico mezcla) y briks. Un ejemplo de plástico PET es la botella de agua; de metal podemos destacar una lata de conservas y de film, una bolsa de patatas fritas. Cada fracción se dirige a su correspondiente reciclador, el cual se encargará de transformarlos en nueva materia prima.
Una mayoría del plástico PET se destina a lámina (embalajes para juguetes, aparatos electrónicos u otros productos), un porcentaje menor a fibra (moquetas o ropa) y otra parte a fleje (precintos). Por ejemplo, 40 botellas de plástico pueden convertirse en un forro polar.

Tetra briks

Este componente es uno de los más difíciles de clasificar por su composición: papel, polietileno y aluminio. Cuando se deposita en el contenedor sus componentes son separados. De este componente obtenemos lingotes de aluminio que vuelven a utilizarse en la industria.

Puedes ver todos nuestros post de reciclaje en éste enlace.